¿Qué es lo primero que te viene a la mente al pensar en comunicaciones organizacionales? ¿La comunicación entre el público y la empresa? ¿Verdad? Sí, el público es a quien la empresa comunica, pero lo que muchos no saben es que el cliente más importante no está afuera, este se encuentra dentro de la misma empresa. 

El empleado, aquel que trabaja día a día por satisfacer las necesidades de los clientes, es el foco principal de toda empresa. Es fundamental que los trabajadores tengan relaciones positivas en un entorno laboral ameno. Hay una persona encargada de coordinar acciones para que las comunicaciones organizacionales internas se desarrollen de manera eficiente, este es el comunicador organizacional.  

La comunicación interna como base de toda organización

El autor Horacio Andrade establece, en su libro Comunicación Organizacional Interna: proceso, disciplina y técnica, que las comunicaciones internas “no son más que aquellas efectuadas por la organización para el fortalecimiento de la buena relación entre sus miembros y colaboradores más cercanos.” ¿Por qué es importante? Si la empresa no tiene una comunicación interna eficiente es probable que el trabajo no se realice de manera eficiente, y fundamentalmente, que el trabajador no se sienta identificado con la empresa.

Una mala comunicación interna puede traer consecuencias negativasque, a largo plazo, tendrán influencia en el desempeño con los clientes. 

¿Quién está detrás del proceso comunicacional interno?

El comunicador organizacional es la mente maestra detrás de la gestión de la comunicación interna. Según la Asociación Uruguaya de Comunicación Organizacional, “el comunicador organizacional es un profesional de la comunicación que aplica su formación, conocimiento y experiencia al diseño, gestión, ejecución y evaluación de la comunicación en organizaciones.”  (Asociación Uruguaya de Comunicación Organizacional, 2019). El comunicador organizacional debe reunir unas características que lo transformen en un excelente profesional en el área. A continuación, se mencionarán habilidades personales y de formación: 

Habilidades personales del comunicador organizacional en comunicaciones internas

  • El comunicador organizacional debe ser un líder capaz de “establecer una buena comunicación para mejorar la capacidad de integración de los miembros, todo con el fin de lograr un objetivo en común”. (EconomíaTIC, s.f.). Debe motivar a los trabajadores. 
  • El comunicador organizacional debe ser empático y saber escuchar ya que esta labor incluye trabajo en equipo, especialmente, con los directivos de la empresa.
  • Capacidad de desarrollar las herramientas y estrategias necesarias para que la comunicación dentro de la empresa fluya de manera natural. 
  • Organización proactividad son unas de las claves del éxito para la consolidación de los objetivos que el comunicador organizacional quiere lograr en materia de comunicación interna de una empresa.

La preparación también es fundamental

Es importante que el comunicador organizacional sea una persona preparada en el área, con conocimiento previo sobre investigación social, “ya sea para desarrollar de forma autónoma estudios organizacionales como para saber a quién recurrir y cómo plantear un proyecto de trabajo”. (Asociación Uruguaya de Comunicación Organizacional, 2019). La preparación también permitirá realizar interpretación y medición de resultados sobre la efectividad de las estrategias de comunicaciones internas empleadas. 

Creatividad: atreverse a ir más allá de lo común

El comunicador organizacional tiene la difícil tarea de elaborar las mejores herramientas y estrategias que inviten al empleado a estar en sinergia con sus compañeros. Según una encuesta realizada por RMG, consultora de Marketing y Comunicación, el 19% de las personas consideran que las empresas son conscientes de los beneficios que aporta la comunicación interna. Este es un porcentaje muy bajo; y es por esto que el comunicador organizacional debe crear las estrategias más creativas e innovadoras, que lleven a un cambio y que a largo plazo, todos los empleados se sientan identificados con la empresa. 

El comunicador organizacional es aquella persona persona experta y preparada en el área que tiene unas habilidades que van más allá de la preparación; un comunicador organizacional especializado en comunicaciones internas debe ser organizado, tener capacidad de trabajar en equipo, y sobretodo, ser una persona innovadora y creativa para lograr los objetivos organizacionales internos y que los trabajadores de las empresas se sientan parte de ella.

Anuncio publicitario